8 tips para mejorar la experiencia del cliente en el proceso de delivery

La competencia ahí fuera es dura. Son miles los restaurantes que ofrecen un servicio delivery pero pocos los que lo personalizan. Ante un cliente infiel, más vale seducirle con guiños que vuelvan tu comunicación (y tu comida) absolutamente irresistible.

Muestra tu marca

Haz que te reconozcan de inmediato. Los colores de tu marca, tu logo, incluso el pantone que se vea en tu local (paredes, mesas, sillas…) Todos los elementos de tu delivery también deben respetar y reflejar quién eres.

1. Las Imágenes: muestra exactamente lo que el cliente recibirá – ni más, ni menos. La honestidad es esencial: evita “disfrazar” tus platos. Simplemente ponlos bonitos para que se luzcan. Y por supuesto, publica las fotografías que mejor se adapten a tus clientes – desde opciones individuales, para compartir o para los más pequeños.

2. La web: piensa en qué ve el cliente nada más entrar a tu página web. Diseña los banners adecuados (con los colores y mensajes que te representan) e incluye alguna oferta atractiva para que no se lo piense dos veces.

3El packaging: ¡no te olvides de él! Es el pedacito de tu marca que entra en la casa del cliente así que todos y cada uno de los detalles que lo componen tienen que estar muy definidos, claros y mostrando tu marca. 

4. El lenguaje: seguro que recibes mensajes a través de las redes sociales o reseñas sobre tu local. Lo más importante es contestar siempre con honestidad, con un tono tranquilo (sí, sabemos que no siempre es fácil y que el cliente no siempre tiene la razón) y pensando en personalizar al máximo el mensaje (solicita el nombre de la persona que escribe, responde en detalle a sus preguntas y evita frases vagas y ambiguas)

5. Atención al cliente: qué importante es saber gestionar una incidencia. En esos momentos, más que nunca, debes mostrar toda tu capacidad de personalización. Para el cliente su problema es prioritario e importante. Por eso aquí te damos algunos consejos de qué hacer para no solo no perder a un cliente que se ha quejado sino darle la vuelta y fidelizarle.

6. Las promociones funcionan Antes de nada, recurre a un calendario y mira las fechas que en los próximos meses son más significativas. Desde San Valentín, pasando por la llegada del verano (y un nuevo menú) hasta los puentes festivos en tu ciudad. No pierdas de vista las oportunidades para ofrecer una promoción

7. El email marketing, tu gran aliado

Si hay una herramienta básica a la hora de personalizar tu delivery, esa es el email. Todo el mundo tiene y además, con acceso directo desde el móvil.

Con un sistema de pedidos propio consigues un elemento valiosísimo que puede determinar el éxito de tu negocio: el dato. El sistema de delivery está diseñado para que tú (y solo tú) puedas acceder a los datos o informes históricos de cada cliente: cuándo ha pedido, adónde, cuánto se ha gastado o qué platos son los que más veces ha pagado.

8. Amplia el radio: sé el único que llegue

Un paso más en la fidelización del cliente es detectar zonas a las que nadie llega. Frente a otras plataformas de delivery, tú puedes ampliar tu zona de reparto y llegar hasta los 10km de entrega. Gracias a los datos, puedes ver desde qué zonas piden más a domicilio e ir ampliando para descubrir nuevos clientes. Si solo llegas tú, ¿a quién crees que pedirán su deliciosa cena?

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *