Entrevista a Vittorio Cicero, fundador de Compá

En un pequeño local de Barcelona, Vittorio Cicero ha creado un rincón con todo el encanto italiano del mundo en el que degustar deliciosos embutidos traídos desde Italia. En Compá BCN, los protagonistas son las focaccias rellenas de diferentes productos. Ahora que cuenta con su propio sistema de delivery, Vitto nos cuenta su experiencia con Watson. 

¿Cómo empezó el proyecto Compá BCN?

-«Hola, buenos días, soy Vittorio, soy italiano de la región de Calabria, de Castrovillari en particular y llevo 22 años en Barcelona donde he tenido tenido la oportunidad de vivir muchas experiencias y decidí montar esta charcutería-focacceria con productos super auténticos y genuinos de mi tierra, de Calabria».

¿Cómo es Compá BCN?

-«Esta charcutería es un lugarcito muy pequeño, son 24 metros cuadrados llenos de amor. Eso sí que lo puedo decir sin que nadie me pueda decir lo contrario».

Háblanos de tu delivery propio

-«Al principio no pensaba hacer delivery porque las propuestas que tenía, no eran válidas para mi. Es decir, intento hacer un producto de extrema calidad donde el margen no es tan grande, con lo cual, las empresas que se han acercado a Compá, no me daban esta garantía de poder seguir siendo sostenible. Por una cuestión ética, yo había apartado totalmente el tema de delivery hasta que conocí Watson. Los chicos de Watson empezaron a ser mis clientes y me propusieron esta colaboración y aunque al principio no lo tenía para nada claro, ví que sí, que en cambio, con Watson, aparte de un margen de comisión muy bajo, hay una relación muy cercana y entonces empezamos con Watson. Y super bien, una aplicación muy fácil que se puede gestionar directamente con un pequeño móvil sin la necesidad de un cacharro mega grande que ocupa mucho espacio y en este lugar, no tenemos espacio para poner un ordenador». 

¿Cómo fue la instalación del software?

-«Instalar Watson fue muy fácil. Se hicieron unas fotos, vino un profesional que sacó unas fotos de los productos. Le di los detalles de los ingredientes y los precios. Y todo ha sido montado a través de Watson, yo no tuve que hacer prácticamente nada porque además no soy muy bueno con la tecnología con lo que me vino fantástico. En un par de horas todo estaba instalado. La cosa más bonita es que se controla a través de un teléfono, no hace falta un aparato grande ni estar detrás de una máquina, algo que detesto , aquí somos personas y no pinta nada. Y Watson ha hecho que esto siga siendo posible».

Sistema propio de Compá

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *