Inflación: ¿Qué puedo hacer para amortiguar el golpe?

Las noticias no son buenas. Cada día te levantas con un nuevo dato, un nuevo porcentaje que afecta a tu restaurante. Sin caer en el pesimismo, no cabe duda de que no son tiempos fáciles (otra vez) para la hostelería. Parecía que la pesadilla de la pandemia estaba desapareciendo cuando, de pronto, otro fantasma llamado inflación ha aparecido.

Los precios de los alimentos suben, las facturas de la luz se duplican (o triplican), el IPC tampoco ayuda, el consumo baja… muchos frentes abiertos para los hosteleros. En un contexto como este, sabemos que cada céntimo cuenta. Desde el precio de la energía (luz y gas) que ha subido un 41,9% en los últimos meses, pasando por el precio de los alimentos y de las bebidas no alcohólicas, que también ha aumentado un 13%, hasta el coste de la gasolina, un 3,07% más cara que el año anterior. Todo esto ya lo sabes de sobra pero ¡que no cunda el pánico! 

¿Cómo afrontar la inflación en un restaurante? Aquí van algunas ideas:

  • Contar con un servicio delivery y take away se ha convertido en otra manera de monetizar y ser más rentable. Pedir comida a domicilio ya forman parte del consumo habitual de muchos clientes. Si aún no han dado el paso, este es un momento apropiado (y casi necesario) para tu negocio. Consúltanos, estamos aquí para ayudarte.
  • Digitalización: es el gran caballo de batalla de la hostelería en nuestro país. Si bien hay estupendos y exitosos ejemplos de restaurantes nativos digitales, la mayoría, más de un 60% de los negocios, no cuentan con un sistema digital. ¿Por dónde empezar? Sencillo, implementa tu propio sistema de pedidos. 

Ante un panorama que requiere pulmón y aguante económico, reducir costes es un objetivo a corto plazo y al contar con tu propio sistema de pedidos puedes conseguirlo porque:

  1. Accedes a información de valor, más útil que nunca: quiénes son tus clientes, los nuevos, los habituales y los muy fans. ¡Prémiales! ¡Fidelízales! Hazte presente con promociones especiales o con envío de notificaciones personalizadas. 
  1. Cuándo piden tu comida: días, horas, fechas especiales… ¿Acaso no te ayudaría prever la mercadería que vas a necesitar? ¿Y si cambias horarios para ser más rentable? Analiza estos datos con tu propio sistema de pedidos y saca conclusiones para tomar mejores decisiones empresariales. 
  1. Qué piden: Reelabora la carta. Ya sabes que algunos de tus platos tienen verdaderos adeptos. Céntrate en ellos, en lo que funciona y descarta lo que no sale. Empieza por reducir costes en los platos menos populares. 
  1. Garantiza la calidad de la entrega: con tu propio sistema de pedidos puedes controlar en tiempo real el estatus de cada delivery. Que tu negocio no dependa de grandes plataformas, el cliente lo agradece.  
  1. Ahorra hasta un 70% más. Con Watson no pagarás comisiones abusivas -algunas pueden llegar hasta el 20 o 30%!!

Si ya tienes tu propio sistema de pedidos, ¿qué más puedes hacer para reducir costes ante la inflación? Aquí te proponemos algunas estrategias útiles:

  1. Ante el precio del transporte, cambia o combina el delivery de motor de gasolina por el delivery en bicicleta, si el radio en el que se encuentran tus clientes te lo permite. 
  1. Revisa los precios de tu carta: sabemos que lo último que quieres es subir el precio de tus platos. Antes de ello, apuesta claramente por tus platos estrella (más visibilidad, promociones a clientes recurrentes, más presencia en redes sociales…), pon en valor los ingredientes o el origen de los productos (¿es orgánico?, ¿de proximidad?, ¿difícil de encontrar?…). Sin embargo, si te ves obligado a subir el precio, hazlo en aquellos que puedan darte un mayor rendimiento. 
  1. Proveedores y distribuidores: son una pieza fundamental en tu negocio, pero es el momento de hacer números y valorar cambios puntuales que se adapten a las circunstancias y la enorme competencia, con más de 80.000 puestos de comida en España o los 35.000 negocios dedicados a la hostelería en Madrid, por poner otro ejemplo. 
  1. Packaging: es una extensión de tu marca y no debes obviarlo, pero sí te recomendamos reconsiderar los materiales. Por ejemplo, en Watson optamos por la personalización de los empaques a precios muy competitivos. En Watson Store puedes echar un vistazo. 

Es momento de actuar y buscar soluciones para tu restaurante. ¿Aún dudas? ¿No lo tienes claro? Habla con nosotros. Tomamos el pulso a tu negocio con los mejores servicios. 

Publicar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *