Inventario: la funcionalidad extra para tu sistema de pedidos propio

Inventario: es la palabra que mejor refleja la realidad de tu negocio. Saber cuánto stock te queda es la mejor manera de tomar el pulso a tu restaurante día a día. Por eso, con tu nuevo sistema de pedidos propios cuentas con esta nueva funcionalidad que te facilitará tu trabajo. 

Control en cada momento

Configurar un sistema de pedidos propio no consiste solamente en saber cuándo sale un pedido y saber cómo y dónde acaba. Todos esos datos son esenciales pero además de tener una visión global del delivery, es tan o más importante saber qué ocurre dentro del local, y qué mejor manera que contar con una funcionalidad dedicada en exclusiva a tu inventario. 

¿Qué muestra el inventario?

A la hora de trabajar y planificar lo que necesitas es información clave (¡nada de tablas interminables de excel!) A partir de ahora podrás consultar tu inventario, donde verás:

  1. Hora de inicio
  2. Hora de finalización
  3. Inventario inicial con todo el stock 
  4. Inventario vendido
  5. El stock restante

Con estos 5 elementos tendrás un mayor y mejor control de lo que sale y entra de tu local y además, con el extra de poder determinar límites por fecha y hora. ¿Son los sábados un día con picos de demanda? ¡Prepárate!

¿Para quién es la funcionalidad de inventario?

¡Sencillo! Para todos los negocios. Sea cual sea el tamaño y volumen de tu restaurante, esta funcionalidad está habilitada para todos. Si bien es cierto, algunos tipos de restaurante pueden encontrarlo especialmente útil. Por ejemplo:

  1. Pastelerías y obradores: seguro que hay best sellers entre las tartas que se hornean cada día y que se venden rapidísimo y otros días, en cambio, cuesta más vender las hogazas de centeno. 

2. Restaurante especializado en arroces: con estos datos sabes exactamente la cantidad y tipo de arroz que sale o debe salir en el día.

¿Sabes exactamente cuánto vendes cada día? 

¿Para qué sirve el inventario?

  • Acción aquí y ahora: es una forma rápida y ágil de tomar el pulso a tu negocio y saber a cuántas son sus pulsaciones. 
  • Previsión: con estos datos acumulados, podrás establecer patrones de consumo. Por ejemplo, ¿es tu napolitana de chocolate la pieza que más sale? ¿Es el arroz con bogavante el que antes se acaba?
  • Tomar decisiones: con datos en la mano. Olvídate de la intuición. Si tu inventario indica que tu stock de croissants se venden muy rápido, deberás aumentar el número de piezas y poder vender más. O por el contrario, reducir el volumen de aquellos platos o productos que queden en remanente.  
  • Dí “no” al desperdicio: ¿qué haces con lo que ha sobrado? Evita tirar a la basura el exceso de stock. Mejor, como bien sabes, es saber exactamente lo que sale y entra de tu restaurante. Por supuesto, el control exhaustivo de tu stock te evitará momentos incómodos en los que tienes que rechazar clientes o cancelar pedidos por falta de producto. 
  • Ahorro: sin duda, la consecuencia directa de saber cuánto volumen vendes (o dejas de vender) implica reducir aquello que no sale y apostar por lo que funciona. Al final de mes, notarás cómo tus números mejoran. 

Artículos relacionados

El mejor equipo de soporte para tu Restaurante.

Atención HUMANA y REAL.

Sistema All in one
Sistema All in one
Sistema All in one
Sistema All in one
Tienda Online
Watson store
Tech
Recursos

Blog

El blog de Watson

Soporte

Centro de ayuda

Tienda

Watson Store