¿Por qué tener tu propio sistema de delivery?

Seguro que llevas dándole vueltas a este tema. “¿Debería tener mi propio servicio de delivery? ¿Cómo puedo mejorar el servicio de comida a domicilio?”

Si has llegado hasta aquí, hasta Watson, es porque quieres resolver tus dudas sobre el delivery de comida y ponerte manos a la obra para sacar el máximo rendimiento a tu negocio. 

Vamos al lío.

Las razones para tener un servicio delivery propio

Hablemos claro: contar con un buen servicio de delivery o comida a domicilio es obligatorio para cualquier negocio de hostelería. Por eso nació Watson, como solución de sistema de pedidos diseñado para en definitiva, hacerte la vida más fácil. 

No sabes muy bien cómo hacerlo: lo entendemos, a veces la tecnología parece complicada… pero solo en palabras, porque en Watson nos hemos esforzado en crear un servicio propio de delivery lo más intuitivo y sencillo posible. Como ves, el primer reto es fácil de superar. 

Seguimos. 

Si el delivery de comida supone una parte importante de tu negocio o quieres que llegue a serlo, ¿no crees que es el momento de digitalizarte y apostar por tu marca?

Eres emprendedor y sabemos lo que eso significa. Tu negocio es mucho más que un trabajo. De la larga lista de cosas que tienes que hacer a lo largo del día, quieres que el servicio de delivery funcione a la perfección. ¡Atento! Sabemos cómo hacerlo. 

¿Qué te damos?

¿Comisiones? Las más bajas

Como bien sabes, en algunos casos, las apps de comida a domicilio llegan a cobrar un 35% de comisión por pedido en envíos a domicilio y un 15% en servicio de takeaway. El dato da qué pensar ¿no? Con Watson eso no ocurre porque trabajamos con las comisiones más bajas del mercado – un 5% por pedido con pasarela de pagos incluida – lo que repercute directamente en la rentabilidad de cada pedido y en tu bolsillo (¡y en el de tu cliente también!) a final de mes. 

Control y autonomía sobre tu servicio de delivery

A la hora de preparar los pedidos de comida a domicilio o los takeaway seguro que piensas que estás “obligado” a unirte a los agregadores de delivery más conocidos como Glovo, Uber Eats o Just Eat. ¡Notición! No, no estás abocado a estarlo. Pero si lo haces, tendrás que acatar cada una de sus normas (comisiones agresivas, no conocer a tus clientes…). 

Y aquí es donde entra en juego Watson. 

Creemos que tu negocio debes gestionarlo tú. Es tu filosofía, y nadie mejor que tú sabe cómo hacerlo funcionar. Respetamos al máximo tu manera de trabajar. Por eso hemos diseñado un servicio de delivery sinónimo de control y autonomía para ti. 

¿En qué se traduce exactamente? 

Tener tu propio servicio de delivery implica que tu marca no se ve afectada por el funcionamiento deficiente (a veces, siendo honestos,mal funcionamiento) de las otras plataformas con las que colaboras: repartidores que no llegan, envíos que tardan demasiado, comunicación imposible con el soporte… ¡Decimos adiós a esto!

Desde tu web, con tu logo, tus colores, tu carta – 100% personalizado–  el cliente te pide a ti directamente y listo. Así te aseguras de que el servicio a domicilio llega como tú quieres. Y eso, el cliente, lo nota. 

Decide las zonas de entregas

¿Por qué encorsetarse a 3km de distancia tal y como te obligan las plataformas? Si consideras que puedes ofrecer un buen servicio a domicilio más allá, ¡simplemente hazlo! Con el servicio de delivery propio personalizas las zonas de reparto en tu ciudad ya sea con tus propios repartidores o con “partners de Watson de última milla” a través de Stuart,Cabify…etc. ¡Que no te frene el código postal! 

Pedidos mínimos

Ya intuyes lo que vamos a decirte: de nuevo, tú decides. No estás sometido a las directrices de otras plataformas de servicio a domicilio. Establece libremente tus servicios de entrega mínimos sin preocuparte por las comisiones abusivas. Control y rentabilidad, esas son nuestras banderas. 

Hasta aquí ¿todo claro? Espera, que hay más. 

Precios y promociones

Seguro que ya sabes lo que suele ocurrir. Las promos en algunas plataformas de comida a domicilio acaban por convertirse en una puja “de quien da más por menos”. Si tu estilo es otro y no quieres caer en “descuentos de Uber Eats”, te damos la opción de que gestiones cuándo y cómo quieras tus descuentos. Elemental. 

Conoce (más aún) a tu cliente

Como buen hostelero sabes quién es un habitual en tu local. Conoces el nombre de tus mejores clientes y sabes lo que quieren, pero ¿y del resto?, ¿qué sabes de tus otros clientes? 

¡Aquí va nuestro extra! 

Puedes acceder a datos claves – y atención: son de tu propiedad, no de terceros- que te ayudan a conocer los gustos de tu clientela, desde los platos más pedidos, el importe cobrado, hasta la fecha de consumo o su dirección de email. Si sabes sus hábitos, podrás premiarles de forma personalizada y pedirán más (¡y con una sonrisa en la cara!) Además, a efectos prácticos, podrás organizar más y mejor tus pedidos a proveedores y estar preparado para los picos de trabajo. 

Recapitulamos: tener tu propio sistema de delivery = + rentabilidad, + control, + calidad